sábado, 9 de marzo de 2013

Como hacer un horno de pan.

Amigos, todo lo que sale de un horno de leña casero, sabe mejor, el pan recién hecho, una pizza con la masa casera, un carne , pescado, en fin, cualquier cosa, para chuparse los dedos.
Aquí os dejo un horno de tierra y barro hecho por los chicos de "Estampa Verde" para disfrtutar construyéndolo y luego cocinando con el horno.

El primer paso para construir el horno consiste en fabricar una base que lo soporte y poder trabajar y cocinar en él a una altura apropiada. En este caso se han utilizado una maderas reutilizadas para formar un cajón. Previamente se hizo una cimentación elevada a base de piedras y mortero para colocar el horno en piso firme y nivelado.


La madera ha sido tratada para prolongar su vida, contra la humedad y demás inclemencias del tiempo. El cajón se ha rellenado con arena de playa, que contiene sílice, el cual ayuda a refractar el calor, además también se ha añadido trozos de vidrio de botellas viejas (mucho cuidado a la hora de trocear el vidrio).

Encima de la arena de playa y del vidrio se coloca un suelo de ladrillos refrectarios para que la superficie sea sólida y llana.
También se procede a colocar un tejadillo para cubrir el horno. El tejado se hizo a base de bambú, alambre y láminas de cartón.


Paso siguiente. Tras localizar un lugar de donde poder extraer arcilla, se mezcla con arena y agua y se va pisando con los pies para lograr una masa homogénea.



Ahora toca formar una montaña de arena (solo arena) para formar la cúpula del horno, Luego esta arena hay que retirarla. 
Encima de la arena se coloca papel de periódico humedecido (para que el barro no se pegue a la arena) y luego se va echando el barro encima, una buena capa de unos 10 centímetros.


Cuando la masa de arcilla haya fraguado lo suficiente, se practica una abertura frontal a modo de puerta por donde poder cocinar en el horno.
Se procede a la retirada de la arena del interior. Una vez llegados a este punto, si el horno no se viene abajo, esto quiere decir, que tanto la mezcla de arcilla y arena ha sido la idónea, como la distribución de la masa arcillosa se ha hecho de forma correcta. Mucha suerte.


Ya se puede encender el primer fuego. Una primer prueba para comprobar que el humo sale de forma correcta, es decir, va buscando la parte superior de la puerta.


Comprobada la salida de humos ya se puede construir el arco de entrada al horno. Se han utilizada ladrillos y la misma mezcla utilizada para la bóveda del horno.


Al finalizar la construcción del arco hay que sellar el espacio que queda entre el arco y el resto del horno con la mezcla de arcilla, para evitar las fugas de calor y de humos. Para realizar esta tarea se vuelve a emplear la técnica de utilizar la arena como molde, colocándole papel de periódico húmedo encima, antes de echarle el barro.
Si cuando se acaba todo el sellado del horno el material se cuartea, se puede realizar una mezcla de barro mucho más diluida en agua y repasar todas las grietas.



Por último se le practica una abertura en la unión del arco y la bóveda  a modo de chimenea. Esto obliga al calor y al humo a hacer un recorrido hacia adelante, repartiendo así de una manera más uniforme el calor dentro del horno.


Este es el resultado final. A disfrutar.


FUENTE: http://estampaverde.blogspot.com.es

Hablando de horno caseros, mirad que horno más natural, que materiales más naturales y ecológicos.
Lástima que no encontré más fotos sobre este trabajo, me gustaría saber como quedó el horno.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...