jueves, 14 de septiembre de 2017

Vámonos de cuevas.


Entrar en el interior de una cueva siempre suscita cierta emoción, por su halo de misterio, el profundo silencio y la espectacularidad de su estructura.
La gruta de Fingal  es una cueva marina de Escocia situada en el islote de Staffa, en el archipiélago de las Hébridas interiores, que forma parte de una reserva natural. Está formada por basalto hexagonal, similar en estructura a la Calzada de los Gigantes en Irlanda del Norte, con quien comparte el mismo origen de flujo de lava. Su tamaño, su techo de arcos naturales y los escalofriantes sonidos producidos por los ecos de las olas le dan el ambiente de una catedral natural. El nombre gaélico de la gruta, Uamh-Binn, significa "gruta de la melodía".

La cueva fue descubierta en el siglo XVIII por el naturalista Sir Joseph Banks en 1772. Se la conoció como Gruta de Fingal, pues Fingal (Fionn mac Cumhaill) fue el héroe epónimo de un poema escrito por el poeta e historiador escocés James Macpherson). La composición de Mendelssohn, la obertura Die Hebriden ("Las Hébridas" op.26), inspirada en los ecos de la gruta, recibe popularmente aquel nombre.

El instinto animal.

Un gran felino nunca desaprovecha la oportunidad de acechar a una presa potencial. aunque a veces sea un simulacro o una especie de entrenamiento...



sábado, 19 de agosto de 2017

Tortitas de ARROZ.


Mantener una alimentación equilibrada y que se adapte a nuestros gustos es lo que andamos buscando la mayoría, es decir, comer alimentos que nos gustan pero sin que pasen factura a nuestro cuerpo. Por eso conviene ir probando opciones culinarias por si damos con algo que nos interese.
TORTITAS DE ARROZ

Son una guarnición perfecta para acompañar cualquier otro plato y resolver el tema de la comida diaria, ya que se pueden preparar con arroz que haya sobrado del día anterior. No dejeis de probarlas.

Ingredientes:
-50 gramos de nueces
-20 cc. de aceite de oliva
-2 tazas de arroz cocido
-Sal
-Pimienta al gusto
-1 cebolla
-2 claras de huevo

Elaboración:

Vamos a comenzar pelando y cortando la cebolla en cubos bien pequeños.
En una sartén con aceite de oliva, rehogamos la cebolla, y condimentamos con sal y pimienta al gusto. Agregamos posteriormente las nueces picadas. Reservamos.
Por otro lado en un bol, vamos a mezclar el arroz cocido previamente y frío, salpimentado, con la clara de huevo semi batida, y luego agregaremos la preparación anterior. Mezclamos bien hasta integrar completamente los ingredientes.
En una placa de horno cubierta con papel manteca con la ayuda de aros de metal, vamos a formar las tortitas de arroz, colocando y presionando dentro de los mismos la preparación anterior con una cuchara.
Una vez armadas las tortitas de arroz, llevar al horno precalentado a 200ºC aproximadamente y cocinar hasta que estén doradas.
Las tortitas de arroz se pueden acompañar con ensaladas varias, o presentar junto a porciones de carnes y así obtener un plato delicioso y bien nutritivo, cualquier día de la semana.

jueves, 3 de agosto de 2017

Estupendo Gallinero de madera.

Un gallinero de madera al que no le falta detalle. Patio exterior, zona de estar interior con buena ventilación y nidos ponederos con acceso desde el exterior.



La madera es un material fácil de trabajar con el que se pueden construir gallineros tan buenos como este. Sin embargo hay que tener en cuenta otros factores como el mantenimiento y el coste si tenemos que comprar toda la madera. El talento lo pone cada uno, como en este caso Bill, el autor.

PASO 1: Esqueleto de madera.
El primer trabajo consiste en realizar un buen esqueleto o estructura donde poder anclar y atornillar el panelado deseado, ya sea con tablas enteras (cortadas a medida), maderas machihembradas o listones.



Es importante en un gallinero mantener a las gallinas lejos de la humedad, por eso la zona interior, el hogar de las gallinas se alza unos 30-40 centímetros del suelo. 
Es importante excavar una zanja alrededor del gallinero o todo lo que comprende su perímetro de unos 10 cm de profundidad y echar hormigón (por ejemplo) para que los roedores no puedan acceder al interior. Además nos puede servir a modo de cimentación donde podemos apoyarnos para levantar la construcción.

Nidos proyectados hacia el exterior.



Una vez tenemos toda la estructura ya se puede empezar a revestir el gallinero con los elementos necesarios. Para el techo se ha utilizado un tipo de placa traslúcida para que pase la luz.


También debemos tener en cuenta, a la hora de realizar la estructura, una altura cómoda para nosotros con un hueco para la puerta por donde entrar fácilmente y realizar las tareas necesarias.


Una malla metálica portegerá a las gallinas de intrusos, también impide el paso a los pajarillos y roedores que acostumbran a zampar la comida de las aves de corral.



El nido es una parte esencial del hogar de las gallinas ponedoras. Necesitan tranquilidad y confort.
Este ponedero consta de 3 nidos y tanto la parte superior como la parte trasera son abatibles. Se han colocado unas bisagras para que esto sea posible. Esta solución permite recoger los huevos sin necesidad de acceder al interior y también facilita la limpieza.

Puerta abatible superior para recoger los huevos.
Puerta abatible trasera para facilitar limpieza.
Puertas de acceso a el patio exterior y a la zona interior.
Vista interior del gallinero.
Vista interior del gallinero la parte de los nidos.
Ventana para ventilación y portezuela de entrada y salida de gallinas.



Una vez terminados los trabajos de construcción se colocan todos los accesorios que las aves necesitan para su vida diaria, comederos, bebederos, camas en los ponederos, etc. 
Es momento de colocar a las gallinas en su nuevo y espléndido hogar.

Fuente: tinkeringlab.blogspot

El entrenamiento es vital.

Entrenar todos los días es fundamental para coordinar movimientos, sobre todo tratándose de una disciplina tan complicada como la gimnasia por equipos, donde cualquier movimiento en falso puede causar una colisión...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...