domingo, 10 de junio de 2018

Momentos históricos. Napoleón


Napoleón entra en París después de escapar de su exilio en Elba
20 DE MARZO DE 1815
Napoleón I, tras escapar de su exilio en la isla de Elba, entra en París (Francia) sin pegar un solo tiro. Las tropas que ha enviado el rey Luis XVIII para cerrarle el paso se le han unido. La población, harta del despotismo de la monarquía borbónica, hace que recupere fácilmente el poder. La noticia causó consternación en las potencias europeas. Napoleón reiniciará su campaña bélica de conquista de Europa. A este periodo se le conoce como los Cien Días (en francés Cent-Jours), o Campaña de Waterloo, comprende desde el 20 de marzo de 1815, fecha del regreso de Napoleón a París desde su exilio en Elba, hasta el 28 de junio de 1815, fecha de la segunda restauración de Luis XVIII como rey de Francia. Este periodo pone fin a las llamadas Guerras Napoleónicas, así como al imperio francés de Napoleón Bonaparte.

Una vieja anécdota sirve como ejemplo ilustrativo del carisma y la personalidad de Napoleón: Su ejército se enfrentaba a las tropas enviadas por el rey para detenerle; los hombres de cada bando formaban en líneas y se preparaban para disparar. Antes de iniciarse el fuego, Napoleón caminó hacia el centro de ambas fuerzas, encarando a los hombres del rey y abriendo su pechera mientras decía: «¡Si alguno de vosotros es capaz de dispararle a su emperador, hacedlo ahora!». Poco más tarde, todos los hombres se unían a su causa.

También es conocida la que refiere las pintadas aparecidas en París, que decían: «Ya tengo suficientes hombres, Luis, no me envíes más. Firmado Napoleón», que expresaba el sentir en la capital desde antes de la llegada del Emperador.

Napoleón no se dejó engañar por el entusiasmo que despertaba en las provincias y en París. Sabía que sólo el ansia de cambio y el desprecio hacia el viejo rey y sus codiciosos cortesanos le habían conducido a esta victoria incruenta. Instintivamente sabía que ahora debía vérselas con una nueva Francia que no toleraría el despotismo. En su camino hacia París se había prodigado en promesas de reforma y de un gobierno constitucional. Para poder llevar a cabo estas promesas, primero debía terminar con el miedo que provocaba en las grandes potencias.

Perro spidercan.

Como la imaginación no tiene límites, un día vas paseando con el perrete por el parque, en otoño,cuando las hojas empiezan a caer de los árboles, llega la inspiración y te das cuenta que una hoja puede convertirse en la máscara de un héroe. 


jueves, 3 de mayo de 2018

Objeto decorativo para notas y recordatorios.


Este es un trabajo realizado por Kathy.Para crear lo que hizo Kathy, vas a necesitar algunos materiales, todos fácilmente asequibles. Así que manos a la obra. Vas a necesitar:

MATERIALES

– Clips sujetapapeles (comprueba la imagen)
– Cubetas para hielo cuadradas de silicona
– Una plantilla
– Cinta adhesiva
– Piezas cuadradas de cartón
– Un palo para mezclar
– Una mascarilla
– Un pequeño cubo u otro recipiente
– Hormigón
– Agua

Ahora que ya tienes todo, es hora de empezar la tarea. El tiempo que vas a tardar es aproximadamente una hora de mezclar el preparado, y luego una noche y un par de días más para que el hormigón se solidifique lo suficiente.

Paso 1

Para mantener las pinzas en posición vertical y ser capaces de sacar el cartón sin destrozarlas, hemos preparado una abrazadera de cartón. Para hacerlo, copia la plantilla de la cubeta, marca las líneas en el cartón y haz cortes hasta las líneas.

Paso 2

Este es el paso en el que hay que preparase para ensuciar un poco.. No es posible que salgas sin necesitar una buena ducha. Usando vasitos de plástico, saca una unidad de hormigón y 2 de arena. Mezcla bien estos ingredientes antes de añadir el agua. Cuando todo esté listo, echa agua despacio hasta obtener una masa con consistencia a batido de leche. Deberías sentir resistencia al mezclar la masa.

Una vez que prepares bien el hormigón, puedes pasar al siguiente paso y ver qué es lo que quiere crear Kathy a partir de todos estos materiales ingeniosos. ¡No te lo pierdas!

Paso 3

Ahora, con mucho cuidado vierte el hormigón en las cubetas de silicona. Hazlo con el más sumo cuidado para no derramarlo por ningún lado.  Lo suficiente para todos los cubitos excepto el del centro. Si te pasa lo mismo, usa tu imaginación y creatividad para hacer algo interesante a partir de ese cubito. Ella, por ejemplo, puso una pieza de Scrabble dentro.

Paso 4

Coloca con mucho cuidado la forma de cartón encima de la cubeta para hielo. A continuación, inserta las pinzas, una por una, en cada cuadrado y déjalo un tiempo.

Paso 5

¡Este es el resultado! Kathy dejó los cubitos durante día y medio y su trabajo se ha terminado. No deberías tener mayores problemas en sacar los cubitos de la cubeta de silicona. Es suficiente con moverlas un poco y saldrán por sí solas. Lo que has conseguido hacer son pinzas sujetapapeles elegantes.

Puedes usar las pinzas para sujetar tarjetas postales o fotografías. Han salido perfectamente bien y son superbonitas. ¡En cuanto logremos conseguir un poco de hormigón, nos prepararemos algunas pinzas para la oficina!

Fuente: manoalaobra.co

El levantador de peso hueco.

Las apariencias engañan una vez más, cuando creemos que este fornido muchacho es capaz de levantar este pedazo de tronco, al cambiar de perspectiva nos llevamos una sorpresa...


sábado, 3 de marzo de 2018

Fotos Históricas.


FIRMA DEL TRATADO DE BREST-LITOVSK
3 DE MARZO DE 1918
En la localidad polaca de Brest-Litovsk (actualmente en Bielorrusia), los representantes de las Potencias Centrales y los del gobierno ruso surgido de la revolución de octubre de 1917 firmaron el tratado por el que Rusia abandonaba la Primera Guerra Mundial. Los bolcheviques (representados por Lev Trotski) obtuvieron la tan ansiada paz, indispensable para asegurar su permanencia en el poder, mientras cedían a cambio a Alemania y sus aliados los territorios rusos que habían conquistado y reconocían la independencia de Finlandia y Ucrania. Esto supuso la pérdida de inmensos territorios, recursos y población, además de ser el reconocimiento de la victoria de las Potencias Centrales en el Frente Oriental.

FOTOGRAFÍA:
Delegados de las Potencias Centrales: de izquierda a derecha: el conde Ottokar Von Czernin, ministro de exteriores austrohúngaro, Richard von Kühlmann, su colega alemán, y Vasil Radoslavov, primer ministro búlgaro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...