domingo, 1 de mayo de 2016

El arte en la pintura.

Lucha de san Jorge y el dragón.
Paul Rubens 1607.
Representa el momento en el que San Jorge libera a una princesa amenazando con su espada al dragón,que aparece con la forma de un monstruo con los ojos desencajados,sujetando la lanza con la que el santo le ha atravesado la boca.Al fondo vemos a la princesa,ricamente vestida,que sujeta la oveja con la que iba a ser sacrificada.


El perro esquivo.

Hay mascotas que pueden estar cansadas de que sus dueños estén todo el día con la cámara en mano dispuestos a subir a internet fotos de sus vidas cotidianas, por lo que se pasan el tiempo intentando esquivar el flash de la cámara.
Eso o se trata de un perro espía...










domingo, 10 de abril de 2016

Viguetas de cemento imitación madera.

Hola amigos. En este proyecto nos propusimos cambiar el aspecto del porche, intentando dar a las viguetas de cemento un aspecto de madera y lucir los bardos cerámicos con un mortero blanco para resaltar las viguetas y dar luminosidad.

En la primera imagen se pueden ver el aspecto del techo antes del trabajo, las vigas color cemento y los ladrillos cerámicos (bardos) color naranja.


Vamos cono el procedimiento:

Paso 1: Lo primero que hacemos es realizar un mortero a base de arena y cemento (3 partes de arena y una de cemento) y procedemos a rellenar el hueco que hay en las viguetas desde la parte superior hasta la parte inferior a lo largo de toda ella, por un lado y por otro.


Este proceso es aconsejable realizarlo en dos pasadas para que quede bien relleno y no se agriete debido a la cantidad de mortero que podamos aplicar si lo realizamos de una vez. La capa de abajo debe de estar tirante o seca (después de unas horas o al día siguiente) si está demasiado seca se moja con agua antes de aplicar la capa superior. Esta última capa de cemento debe ocultar la parte superior de la vigueta que en la otra pasada no habíamos cubierto, pero no la inferior. Esta nos servirá de guía para que el relleno quede recto.

Aplicación segunda capa en las viguetas.
Cubrimos la parte superior de la vigueta con el mortero de cemento.
"matamos" el mortero antes de cubrir la parte inferior de la vigueta.
En la siguiente imagen se puede ver una de las caras de la vigueta recién rellenada con el cemento, sin invadir la parte inferior..
Cabe mencionar que la parte superior de las viguetas es más estrecha que la de abajo, por eso al rellenar la superior la vigueta queda más igualada en grosor.

Vigueta rellena con mortero de cemento.
Una vez el punto de fraguado del relleno de cemento es el adecuado procedemos a fratasado con ayuda de un remolinador. Esto ayuda a alisar el cemento rebajando e igualando la superficie.

Remolinando el relleno para alisar e igualar
Remolinador para fratasado de cemento.
Vista después del fratasado-remolinado


2 Paso.
Cuando el relleno de las viguetas ha fraguado del todo (24 horas por lo menos) procedemos a plicar una pasada de masillas, de las utilizadas para tapar grietas antes de pintar. Con esto intentamos que la superficie quede más plana y lisa para poder aplicar mejor la pintura.

Masilla utilizada para lucir.
Para preparar la mezcla basta con seguir las instrucciones del fabricante. Se mezcla agua y el producto del interior y se remueve hasta lograr una mezcla homogénea y sin grumos.


Una alternativa a la masilla (que puede ser más económica) es la utilización de yeso "acabado fino". Este es un producto de relativa reciente aparición. Se trata del yeso que utilizaban los yeseros o yesaires para dar la última capa, la capa final de acabado a las paredes o techos. 

Se trataba de una mezcla denominada "yeso muerto" muy fino, que se iba amasando de forma manual y dejando reposar, removiendo periodicamente (añadiendo agua si era necesario para que no endureciera) para que los sedimentos se fueran a la parte de abajo del recipiente donde se hacía la mezcla, para utilizar la parte más fina del producto que quedaba en la parte superior.


Este es pues, el producto industrial basado en el "yeso muerto"



Para aplicar el producto nos ayudamos de una llana de hierro e intentamos cubrir toda la superficie de la vigueta.



Paso 3

Una vez se ha secado por completo la capa de masilla o yeso fino se procede al lijado de la superficie. En este caso hemos utilizado papel de lija de grano grueso.




En la imagen de abajo se puede apreciar como queda la vigueta después del lijado. No os preocupeis por que asomen parte de cemento lo importante es que la superficie quede lisa para que la pintura se aplique con comodidad.


Paso 4
Llega la hora de pintar las viguetas con la pintura base.
Hemos elegido un color ocre.


Creo recordar que le dimos 2 pasadas. La primera de ellas algo diluida en agua.


Paso 5.
Una vez seca la pintura base de color ocre es el momento de utilizar el betún de juéa.
Este betún es muy utilizado en la restauración de muebles y para dotarlos de un aspecto envejecido. Se trata de un tinte oscuro que nosotros hemos diluido un poquito con aguarras y que aplicamos encima de la pintura para intentar crear vetas similares a la madera.


Consejos al usar Betún de Judea

  • Esta sustancia pude tardar varios días en secar, por lo que si deseas aplicar otro producto sobre el mismo, para proteger el efecto logrado, debes comprobar que se encuentre completamente seco.
  • El Betún admite ser encerado, con lo que lograrás obtener brillo de las superficies de madera tratadas con el mismo.
  • No puedes aplicar sobre el Betún un barniz otro material que se disuelva en aguarrás, trementina, tinner u otro disolvente similar.
  • Si deseas proteger el efecto logrado con el Betún de Judea, debes usar una pintura acrílica o barniz al agua.


Paso 6.
Para intentar imitar el efecto madera en las viguetas de hormigón, además del betún de judéa vamos  a repasar la superficie recién pintada con el betún con el "veteador"
Para utilizar el veteador basta con deslizar la herramienta por la superficie a imitar antes de que este seca.

Veteador de madera (es de goma)
En las siguientes imágenes podéis comprobar el efecto creado en las viguetas de hormigón con el veteador de madera.
Aunque estamos contentos con el resultado, al tratarse de la primera vez que lo hacemos, la experiencia nos dice que se puede hacer mejor cuanto más lisa es la superficie y el veteador se desliza mejor.


Veteado imitación madera.









Vigueta de hormigón terminada.
Parte inferior de las viguetas donde también aplicados el veteador.
Aspecto de las viguetas una vez terminadas.

Video sobre el trabajo realizado:



Segunda fase del trabajo: Alisado y enlucido de bardos cerámicos con mortero monocapa blanco impermeable.




Aspecto tras la primera pasada con el mortero.
Aplicación de la segunda pasada


Ayudado por un listón de madera, cada 60 cm marcamos una línea.


Detalle de linea marcada con el listón.

Techo casi acabado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...