miércoles, 25 de febrero de 2015

Lombricompostera casera para conseguir humus de lombriz.

En esta entrada os quiero presentar nuestro lombricompostador o vermicompostador realizado a partir de cajas de plástico y maderas de palet recicladas.

El vermicompostaje se ha convertido en la mejor opción de convertir los deshechos orgánicos (no todos valen) que generamos en casa y en el jardín en estupendos nutrientes para nuestras plantas y cultivos.Sobre todo cuando se trata de compostaje urbano, dentro de casa, ya que el espacio que ocupa es mínimo sin olores ni molestias.En el mercado existen infinidad de modelos de vermicompostaje con estupendos diseños, de hecho la mayoría de lombricompostadores están basados en esos modelos comerciales.Si queremos ahorrarnos un dinero podemos hacer uno casero. Para ello necesitaremos 3 recipientes o cajones, pueden ser de diferentes materiales, pero si los hacemos de madera llegará un momento que la humedad eche a perder  la casita de las lombrices.

Se trata de lograr un habitáculo con tres niveles. En los dos niveles superiores iremos alternando las lombrices con los restos orgánicos para que lo transformen en humus y en el nivel inferior trataremos de recoger el lixiviado o humus líquido que se va desprendiendo de los dos niveles de arriba.
Los cajones que vamos a emplear no vienen con tapadera, por lo que vamos a tener que hacer una. Pare esta labor hemos utilizado unos listones de madera de palet. Medidos y arrancamos los que necesitemos ayudados por una palanca o "pata de cabra".
Palet de madera
Herramientas y materiales
Cajas utilizadas en el lombricompostador

Listones del palet
Una vez tenemos los listones de madera necesarios procedemos a montar la tapadera.
Malla de plástico y tela mosquitera.

Unimos los listones y cortamos otros que colocaremos de forma transversal con los primeros y los clavamos para que queden sujetos unos con otros.

Clavando listón horizontal a los otros verticales.
Los listones no van encolados, solamente van clavados con puntas de hierro para que pueda entrar aire por las juntas que quedan entre listones. Para evitar la entrada de insectos envolvemos la tapadera con una malla anti-mosquitos.


A continuación colocamos otro pequeño listón de madera a modo de asa para poder levantar la tapadera de una forma más cómoda.
Una vez tenemos todo ensamblado comprobamos como queda en el cajón.


Ahora llega el momento de trabajar con las cajas que formaran los dos niveles superiores y que habrá que comunicar entre ellas para que las lombrices puedan acceder de un nivel a otro.

Después de hacer varias pruebas para ver con que diseño nos quedamos, hemos decidido cortar la parte inferior de las cajas dejando un nervio central de unos cuantos centímetros y dejando también un par de cm por los lados de la caja para que la malla de plástico que cortemos a medida no se descuelgue con el peso del humus y las lombrices.
La malla debe de permitir que las lombrices la traspasen cuando lo necesiten.
Cajas de nivel superior
El nervio central ayuda a sujetar la rejilla de plástico.
La rejilla de plástico permite el paso de las lombrices y el desagüe de los lixiviados de los restos orgánicos o humus líquido.
Este humus líquido irá a para al nivel inferior el cual, lógicamente permanece íntegro sin agujerear. Bueno, a excepción del agujero que le practicamos en la base para colocar un grifo que nos permita evacuar los lixiviados de manera periódica.

Grifo para el nivel inferior.
Como grifo hemos utilizado una llave de paso de las que se usan en las instalaciones de fontanería.
Para colocar el grifo en el cajón de plástico hemos utilizado una broca de pala de 20 mm, que es la medida idónea para ese tipo de grifo.



Para asegurarnos de que no pierda lixiviados por el agujero hemos envuelto la rosca del grifo con teflón, esa especie de cinta adhesiva que se utiliza en fontanería para evitar fugas en grifos y otros componentes.
Para asegurarnos mejor podemos aplicar un pequeño cordón de silicona por la parte interior alrededor del grifo.

Es aconsejable colocar un recipiente, a modo de isla, en el cajón de los lixiviados para que las lombrices que puedan caer ahí, tengan la oportunidad de trepar hasta el recipiente y no ahogarse.
El recipiente debe ser lo suficientemente alto para que los líquidos no lo cubran pero que no moleste al cajón superior.

Grifo colocado en el cajón.
Por último lo hemos llenado con agua y hemos comprobado que no hay perdidas de líquido. Seguimos adelante.


Pues bueno, ya tenemos terminado el lombricompostero. Colocaremos los tres cajones encima de alguna otra caja o asiento, de esta manera lo tendremos a una altura más favorable a la hora de manipular el humos y podremos desaguar colocando una botella o recipiente debajo del grifo.


¿Dónde colocar el vermicompostador?
Se puede colocar en cualquier parte de la casa y también en el exterior, pero que permanezca a la sombra, para evitar el exceso de luz y preservar una buena humedad.
En cualquier sitio dentro de casa porque si el proceso va bien no hay ningún tipo de olor.
Si está en el jardín cuidado con las temperaturas superiores a 35º y a las de menos de 5º, donde habría que cubrir los cajones con plásticos o mantas respetando la ventilación, o colocarlo en un lugar más cálido.
En el exterior deben permanecer tapados para evitar que los animalitos e insectos se sientan atraídos por los restos orgánicos.

Esta es nuestra primera experiencia con el vermicompostaje, iremos colocando fotos y comentando como evolucionan las lombrices y la fabricación de humus,
Ahora solo nos falta añadir las lombrices y que empiece el proceso.



Bueno, pues ya hemos preparado la "cama" para recibir a las lombrices.

¿Que tipo de lecho debemos colocar para poner a las lombrices?

Según la mayoría de fuentes consultadas, todas coinciden en que la fibra de coco es una excelente cama para albergar a las lombrices ya que ayuda a controlar la humedad y el llamado ph del sustrato.
En nuestro caso hemos colocado unos cartones en la base y luego hemos añadido un poco de tierra y sustrato, también un poco de compost a medio hacer del compostador casero que tenemos en el huerto. Hemos añadido cortezas y restos de fruta y verdura muy troceados mezclado con los posos del café, bueno hemos echado un poco de todo. Todo esto lo hemos mezclado bien y lo hemos dejado varios días para que repose y se ventile un poco, manteniendo siempre cierta humedad.

También se puede echar serrín de madera sin tratar para regular la humedad.


Cama para recibir a las lombrices
Restos de fruta y verdura bien troceados.
Bien, pues las lombrices ya están establecidas en su nuevo habitáculo.


Les hemos echado a un lado del cajón comida para que vayan abriendo boca.
Ahora se trata de ir controlando el ritmo con el que consumen esa comida no hay que echar más comida de la necesaria para evitar malos olores o la aparición de la mosca de la fruta. Debemos añadir comida conforme la vayan consumiendo, a su ritmo.



Según manera, dentro de sus preferencias se encuentran los resto de fresa y plátano, la verdad es que tiene buen gusto las jodías...bueno intentaremos satisfacer sus exigencias en la medida de lo posible, para que estén contentas y nos fabriquen un excelente humus de lombriz.
Seguiremos actualizando el artículo según avance el proceso. Gracias. Hasta pronto.


Pensamientos y reflexiones en imágenes.

Actitud positiva frente a la vida, cosas que transforman el carácter del hombre y otras reflexiones profundas acerca de la de la vida. Que paséis un buen día. 






lunes, 23 de febrero de 2015

Los 10 alimentos elaborados más azucarados.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la cantidad diaria de azúcar recomendada no debe sobrepasar del 5% de las calorías que consume una persona adulta. Esto viene a ser una cucharada de azúcar más o menos. Yo creo que me paso todos los días ¡¡Madre mía !!! ¡¡Qué desastre!!
Además del azúcar blanco que consumimos habitualmente, el endulzante está "oculto" en multitud de alimentos procesados que comemos de forma continua.

Por e.j. : (Tomando como medida 1 cucharada= 5 gramos de azúcar)

10- Condimentos. (mayonesa, ketchup, salsas, etc) 
Mayonesas y salsas.
        Por cada ración de 20 gramos = 2 cucharadas


9- Mermeladas
            Por ración de 20 gramos = 2.2 cucharadas de azúcar

8- Cereales en caja.
            Por ración de 30 gramos = 2.3 cucharadas

7- Chocolate en polvo.
Galletas
            Por ración de 15 gramos = 3 cucharadas de azúcar

6- Tableta o barra de chocolate con leche.
            Por cada ración de 25 gramos = 3 cucharadas

5- Yogurt de sabores.
Flanes y natillas
             Por cada vasito de yogurt (125 ml.) = 4 cucharadas de azúcar.

4- Galletas.
             Por cada ración de 100 gramos = 5 cucharadas 

3- Flanes y natillas.
             Por cada vasito (100 gramos) = 6 cucharadas

2- Frutas en almíbar.
Refrescos enlatados.
             Por cada ración de 100 gramos = 6.3 cucharadas

1- Y el campeón de los endulzados, como no podía ser de otra forma, son ...
    Los refrescos.
              Por cada lata (355 ml.) = 8 cucharadas de azúcar.




Como motivarse para hacer deporte.

La practica habitual de algún tipo de deporte nos aporta múltiples beneficios a nuestro organismo, aunque lo más difícil sea iniciarse y habituarse a ejercitar los músculos. Para ello necesitamos buscar una motivación por la cual merezca la pena el esfuerzo...


viernes, 20 de febrero de 2015

Los beneficios de hacer el amor.

¡Vaya, vaya! Así que cuanto más se hace más beneficios, parece interesante...jejejeje

Aunque la frecuencia no es el único factor que influye y que interviene en las relaciones sexuales, el hecho de hacer el amor de manera regular y con una cierta asiduidad puede aportar al organismo beneficios colaterales de nuestro agrado.


UNA VEZ A LA SEMANA
Beneficiado: Tu peso
El sexo hace que tu cerebro libere oxitocina, la cual promueve el sueño. ¿Sabes lo que eso significa? Cuanto más duermes, más calorías quemas. Es por eso que una relación sexual a la semana cambiará tu peso. El sueño regula a las hormonas del hambre y no te permitirá comer más de lo que tu cuerpo necesita.

DOS VECES A LA SEMANA
Beneficiado: Tu sistema inmunológico
Las parejas que lo hacen dos veces a la semana o tres tienen un 30% más de proteínas inmunoglobinas, las cuales te protegen de distintas enfermedades. Los investigadores creen que los efectos post-sexo del humor tienen un rol súper importante en mantenerte saludable.

TRES VECES A LA SEMANA
Beneficiado: Tu corazón
El sexo mejora el ritmo cardíaco y la circulación de la sangre. Las parejas que tienen relaciones sexuales tres veces a la semana tienen menos riesgo de sufrir un infarto.

CUATRO VECES A LA SEMANA
Beneficiado: Tu piel
Aquellos que lo hacen cuatro veces a la semana se ven siete años más jóvenes que aquellos que solamente lo practican una vez a la semana. ¿La razón? El sexo produce hormonas de crecimiento que no solamente eliminan grasa sino que también favorecen a la piel.


CINCO VECES A LA SEMANA
Beneficiado: Tu disposición
El sexo frecuente está vinculado con la energía, concentración y optimismo. Así que, cuando no te estás divirtiendo con tu pareja entre las sábanas, estarás de peor humor y tu desempeño en el trabajo no será el deseado.

SEIS VECES A LA SEMANA
Beneficiado: Tu cerebro
Cuando tienes relaciones, la circulación de la sangre mejora y se liberan hormonas que le da un empujón a tu capacidad intelectual. Incluso ayuda a la creación de nuevas neuronas.

SIETE VECES A LA SEMANA
Beneficiado: Tu estado de ánimo
El sexo regular reduce la ansiedad y produce endorfinas, las cuales te harán una de las mujeres más felices y saludables del planeta"

Visto en google+ (maria vg)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...