lunes, 16 de noviembre de 2015

Citas latinas. Alarico, el azote de Roma.

In una urbe totus orbis interiit.  En una ciudad perece todo el mundo.

Cuando allá, por el año 410, cuando los godos de Alarico arrasaron Roma, muchas gentes pensaban que el fin del mundo estaba llegando, ya que el pensamiento cristiano tendía a asociar ambos acontecimientos. 
Por este motivo, el impacto que debió causar este ataque en aquellos hombres debe ser algo inimaginable para nosotros, en nuestros días.
Roma, la Urbe, contaba con centenares de años de tranquilidad bélica, por lo que la confianza de los ciudadanos de vivir en un lugar inexpugnable era total. Si caía Roma pensaban que todo el mundo caería.

Más tarde en el año 455, Roma volvió a ser saqueada, aunque las consecuencias y reacciones no son comparables, ya que el imperio había entrado en decadencia y ya nada brillaba como antes.

Según manera, esta frase está incluida en las Cartas de San Jerónimo. En ellas este Doctor de la Iglesia demuestra como la tristeza y la angustia invaden su corazón ante los terribles acontecimientos que se avecinan.

Bueno, como hemos podido comprobar durante muchos años, la caída de Roma no ha supuesto el fin de la humanidad, solamente nos ha venido a demostrar que cuanto más alto más dura es la caída.


Dos emisarios romanos fueron enviados a negociar con Alarico. Éste dijo que quería todos los tesoros romanos y la liberación de los esclavos. A esto respondieron los emisarios que 'qué dejaba entonces para Roma', a lo que el rey visigodo respondió con -la vida-.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...