martes, 25 de agosto de 2015

Cultivar árboles frutales en macetas.

Es muy satisfactorio poder salir al jardín y alcanzar fruta de árboles que tengamos plantados. No todo el mundo dispone de espacio suficiente para cultivar frutales de gran envergadura, por eso existen variedades de menor tamaño, para espacios reducidos, que se pueden cultivar en macetas o grandes contenedores.
Eso sí hay que tener en cuenta algunos factores a la hora de cultivar frutales en macetas:

1- Lo primero es la elección de la maceta o contenedor. Tiene que ser lo suficientemente grande para que las raíces se encuentren cómodas. Todo dependerá de la variedad y tipo de árbol que elija, aunque podemos decir que entre 30 y 40 cm de diámetro ya puede ser una buena maceta.
Hay que asegurarse de que tengan agujeros de drenaje.

2-Lo siguiente es la tierra con la que vamos a rellenar la maceta. En este apartado hay un montón de buenas variedades de tierras y sustratos para cultivo en macetas que podemos encontrar en cualquier tienda especializada.

3-Antes de plantar el árbol en la maceta es aconsejable echar un vistazo a las raíces y eliminar cualquier apelotonamiento o enredo de las mismas así como las que estén en mal estado.
Asegurarnos de que su aspecto general sea sano y fuerte.


4-Es conveniente colocar una estaca o tutor para garantizar un crecimiento vertical y que el tronco no se doble.

5-Como sabemos, la luz del sol es esencial para el crecimiento de las plantas, asegurarnos de colocar la maceta en lugar donde pueda recibir muchas horas de sol para que absorba de manera adecuada todos los nutrientes.

6-Controlar el agua de riego resulta tarea difícil cuando se trata de plantas cultivadas en contenedores. Merece la pena revisar la humedad de la tierra para saber con que frecuencia regar.

7-Normalmente la tierra con la que hemos rellenado la maceta ya viene con abonos incorporados, si no es así o ya ha pasado mucho tiempo, podemos añadir fertilizantes naturales como el compost casero o el humus de lombriz.

8-Si estamos en una zona con posibilidad de heladas y nuestro árbol es susceptible a padecer daños, durante los primeros años de su vida, podemos trasladarlo al interior de la casa, garaje o cobertizo durante los mese más duros del invierno.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...