jueves, 19 de junio de 2014

Cosechando las cebollas del huerto casero.

Una vez las cebollas están listas para cosechar, hemos procedido a su recolección , tras haberlas arrancado y dejado tendidas sobre el terreno durante unos días (2 o 3) con el objeto de que se sequen. Luego se cortan los rabos, se sacude bien los restos de tierra y ya se pueden guardar para consumir.
Con el secado de las cebollas se consigue, por una parte, que desaparezca el agua y la humedad superficial (que suele causar manchas negras en la piel de la cebolla), y por otro lado, secar el tallo y 2 o 3 capas de la cebolla para que quede protegida y sellada.
También hay quien corta el rabo al mismo tiempo que las arranca del suelo, en este caso existe peligro de infección por hongos.
A la hora de arrancar las cebollas al tirón, es preferible que la tierra este en sazón, ya que si no las hojas se rompen al estirar y la recolección  se hace pesada.
Como casi todo en la vida, determinar cuando las cebollas están listas para cosechar, requiere de experiencia. Algunas señales que podemos tomar como referencia son si las cebollas han doblado las hojas de manera natural. Si entre el 80% y el 100% de las cebollas permanecen con las hojas dobladas es síntoma de que están listas para arrancar. También nos podemos fijar en las venas de la cebolla que empiezan a cambiar de verde a tonos oscuros o morados según sea la variedad.

Cebollas en huerto casero
Selfie con mi cebolla
cosechar cebollas
Cosechar cebollas huerto casero.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...