viernes, 24 de enero de 2014

¿Sabías que...? Curiosidades curiosas.

Malas hierbas, abonos químicos y lechugas...
  • La lechuga es comestible antes de florecer, sin embargo, después es ligéramente narcótica.
  • Los abonos químicos solubles y herbicidas reducen a mínimos niveles las llamadas bacterias fijadoras de nitrógeno,, las cuales se encargan de reponer el nitrógeno en el suelo y facilitan a las plantas su absorción. Al desaparecer la principal fuente natural de fertilización, se crea un círculo vicioso; cuanto más abono menos fertilidad posterior y mayor degradación de las propiedades naturales que se encuentran en el suelo.
  • La mayoría de las plantas adventicias son las conocidas como las malas hierbas. Consideramos que son "malas hierbas" desde que hemos aprendido a domesticar y cultivar las plantas. Al nacer de manera salvaje y espontánea alrededor de nuestros cultivos las consideramos competidoras de las que nos reportan un beneficio directo. Pues bien, estas malas hierbas tienen  una altísima producción de semillas por planta, en multitud de casos de miles o decenas de miles de semillas, muchas de estas semillas mantienen su capacidad germinativa durante más de 40 años (caso de la amapola) 80 años, como la acedera o hasta más de tres siglos como el cenizo. Y es que, ya se sabe; "Mala hierba nunca muere"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...