domingo, 8 de septiembre de 2013

Curiosidades sobre simpáticos animales.

Cuando un animal es pequeño de tamaño o con colores bonitos nos suele caer simpático y nos gustará abrazarlo y darle caricias, al contrario si nos encontramos de cara con un oso o un león. Por norma general los animales suelen ser tranquilos, los grandes más que los pequeños, si no se sienten amenazados, sobre todo por los humanos.
Pero cuidado esto ocurre, andante con ojo y no te fíes del tamaño que pueda tener, hay animales chiquitos y simpáticos que esconden armas de destrucción masiva...

Rata y ratones


Quien ha tenido en casa como mascota alguno de estos pequeños roedores sabe que son inteligentes, divertidos y limpios. En realidad solo aparecen en esta lista por razones históricas, ya que aunque hoy en día ya no es así, en la Edad Media causaron la extensión de la peste bubónica, una enfermedad que se estima que mató a dos tercios de la población de Europa y eso es difícil de olvidar.

Pez globo


El pez globo es muy divertido. Su mecanismo de defensa consiste en hincharse para aparentar que es más grande y así ahuyentar a posibles enemigos. Pero por si esta estrategia falla, su carne contiene la toxina tetrodotoxina, que bloquea las neuronas y puede dejarte paralizado si le hincas el diente.

Caracol marino cono



En las aguas tropicales pueden encontrarse estos preciosos caracoles que encierran un importante peligro. Son carnívoros y tienen un diente conectado con una glándula venenosa. Los ejemplares más grandes pueden incluso atravesar un guante de buceador y el veneno, que puede permanecer dentro del cuerpo durante días, puede causar mareos, parálisis, cambios de la visión e incluso la muerte.

Ornitorrinco


El ornitorrinco es un animal raro en muchos sentidos, uno de los menos conocidos es que es el único mamífero cuyos machos tienen un espolón en sus patas que segrega un potente veneno que puede llegar a matar hasta a un perro. Para los humanos no es mortal, pero una picadura causa un edema que se extiende por la zona en la que te alcanza el picotazo, produciendo un dolor tan horrible que no se calma ni siquiera con morfina.

Pulpo de anillos azules


Este pulpo que vive en las costas del océano Pacífico es uno de los animales más venenosos del mundo. Solo mide unos 15 centímetros, pero en su interior hay veneno para matar a 26 personas. Su picadura es tan minúscula que en ocasiones ni siquiera se siente, pero produce una parálisis total, con lo que el afectado puede quedarse inmóvil y no tener tiempo ni de pedir ayuda. No existe antídoto para el veneno, siendo la única solución esperar con respiración artificial a que el veneno sea eliminado por el cuerpo en unas 24 horas.

Rana punta de flecha



Son preciosas, ¡pero no las toques! Estas vistosas ranas deben su nombre a que algunas tribus amazónicas utilizan el potente veneno de su piel para untar la punta de sus flechas, haciéndolas doblemente mortales. Aunque bajo este nombre se agrupan más de 170 especies, la más venenosa es la rana dorada, que en realidad no es venenosa por sí misma, sino que sintetiza el veneno a partir de los insectos que come.

FUENTE: http://www.huffingtonpost.es
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...