domingo, 24 de marzo de 2013

Latiguillos de moda.

Es verdad que los llamados latiguillos o muletillas que empleamos en el lenguaje, ya sea hablado o escrito, no sirven para nada, es decir, no aportan información alguna al oyente de lo que queremos decir. Pero, sin embargo, están ahí, aparecen de repente para servirnos de apoyo, nos prestan un servicio a la hora de expresarnos, nos socorren. Es por eso que nos viciamos en su utilización, nos volvemos adictos a su uso y acaban por empobrecer nuestras conversaciones convirtiéndose en un lastre.

¿Cómo podemos desprendernos de su uso y desterrarlas de nuestro lenguaje?
Prescindir de las muletillas es una tarea muy complicada, por no decir imposible, ya que continuamente van apareciendo nuevos latiguillos que se asientan en el lenguaje coloquial sin ningún  problema y con el beneplácito de los interlocutores.
Las muletillas son muy usadas en el terreno del humor, por lo que una muletilla graciosa, si funciona y hace reír, se pone rápidamente de moda y se usa de manera general.
Algunas muletillas del mundo del humor:
Muletilla del Dúo Sacapuntas: "veintidos"
 José Mota: "si hay que ir se va"
Chiquito de la Calzada: "fistro" "pecador"

También en la sociedad surgen muletillas que se ponen de moda según la situación que se vive en el momento. Por ejemplo, con la crisis actual se ha convertido en muletilla palabras como:"con la que está cayendo" muy utilizado por los políticos actualmente, o "mire usted..."que se está convirtiendo en un clásico entre políticos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...