miércoles, 18 de enero de 2017

Árboles singulares.

Árbol de Arrayán

El árbol de Arrayán crece en los bosques templados de Chile y la Argentina, en especial junto a cursos de agua. En la Argentina se distribuye en la zona andina desde el centro del Neuquén, hasta el norte de la provincia del Chubut, y en Chile se distribuye desde la Vª a XIª región, es decir de los 33 a 45º latitud sur.

Sus hojas son simples, de forma redonda u ovalada; brillantes por el haz y terminadas en una espícula o mucrón, verde oscuro en la cara superior y claro en la inferior, coriáceas. Produce flores hermafroditas en grupos de 3 a 5 unidades, blancas o levemente rosadas y aromáticas, de hasta dos centímetros de diámetro, reunidas en grupos de 3 a 5, con estambres muy evidentes. Corola de 4 pétalos grandes.

La corteza es de color castaño cuando el árbol es joven y anaranjado cuando es adulto; está cubierta por una capa de textura pilosa y sedosa que se desprende al contacto.

Los colonizadores españoles lo llamaron arrayán por la semejanza de sus flores con las del arrayán europeo o mirto.

En la mayor parte de su área de distribución crece como un arbusto muy ramificado, de unos 3-5 m de altura. Pero en ciertos lugares como el parque nacional Los Arrayanes (Neuquén, Argentina) o en la orilla norte del río Colecole (Chiloé, Chile) existen bosques donde alcanzan hasta 20 m de altura y 1 m de diámetro. Su crecimiento sin embargo es muy lento, y se ha destinado especial protección a los renovables, para evitar su destrucción accidental por los visitantes.
Esta fotografía fue tomada a orillas del Lago Nahuel Huapi. Patagonia argentina.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...