domingo, 6 de noviembre de 2016

Brazo gitano de Tiramisú.



INGREDIENTES (PARA 8-10 GOLOSOS)

5 huevos a temperatura ambiente
170 g de azúcar
130 g de harina
4 cucharaditas de café soluble
Cacao en polvo sin azúcar
1 pizca de sal
250 g de queso mascarpone
200 ml de nata fresca
60 g de azúcar glas
50 ml de café frío

PREPARACION:

Empezamos preparando el bizcocho. Separamos las claras de las yemas. Batimos estas últimas con 120 g de azúcar; seguimos batiendo hasta que se vuelvan espumosas y blanquecinas.

Mezclamos la harina, 2 cucharaditas colmadas de cacao y una cucharadita de café soluble. Tamizamos la mezcla. Empezamos a añadirla a las yemas poco a poco y mezclamos con una espátula de silicona con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, hasta que los ingredientes queden completamente incorporados.

Calentamos el horno a 180 °C. En un cuenco limpio y seco montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Una vez que estén bien montadas, las añadimos a la mezcla de huevo y harina. Las incorporaremos como hemos hecho antes, con una espátula de silicona y con movimientos envolventes, para evitar que se desmonten. Nos quedará una mezcla bastante espumosa.

Vertemos la mezcla en un molde para brazo de gitano o en una placa cuadrada con los bordes altos de unos 40×28 cm de lado, forrada con papel de hornear. Cocemos en el horno durante 12-15 minutos. Para saber si está en su punto, abrimos el horno y tocamos ligeramente el bizcocho con un dedo. Si está en su punto, la huella desaparece rápidamente.

Sacamos el bizcocho del horno y lo colocamos, aún con el papel de hornear, sobre un paño limpio y húmedo. Cubrimos con otra hoja de papel de hornear y empezamos a enrollarlo (tiene que estar aún caliente). Dejamos que tome forma durante 5 segundos y lo desenrollamos.

Volvemos a enrollar el bizcocho pero esta vez despegándolo del papel de hornear. Lo desenrollamos y lo dejamos enfriar, lo mejor es que se enfríe encima de una rejilla.

Mientras se enfría preparamos el relleno. Batimos el mascarpone con el azúcar glas y el resto del café soluble. Es mejor batir el mascarpone a mano, y no con batidora. Con las varillas eléctricas el mascarpone se vuelve demasiado líquido. En un cuenco aparte montamos la nata. Mezclamos el mascarpone con la nata con la misma técnica que hemos utilizado para el bizcocho hasta que los ingredientes queden completamente amalgamados. Dejamos reposar el relleno en el frigo al menos durante una hora.

Preparamos el jarabe para calar el bizcocho. En un cacito calentamos 100 ml de agua con el resto del azúcar (50 g). Llevamos a ebullición, bajamos la lumbre y dejamos cocer durante 10 minutos. Apartamos del fuego y dejamos enfriar completamente. Incorporamos el café.

Tomamos el bizcocho, lo colocamos encima de un trozo de papel de hornear y lo calamos con el jarabe al café; nos sobrará, no hace falta utilizar todo el jarabe pero el bizcocho tiene que quedar bien calado. Lo cubrimos completamente con la crema de mascarpone.

Espolvoreamos toda la superficie con cacao en polvo y empezamos a enrollar el brazo de gitano.
Nos ayudamos del papel de hornear para enrollarlo bien. Lo envolvemos en film transparente, bien apretado, y lo dejamos reposar en el frigo durante al menos 1-2 horas.

Pasado este tiempo el brazo de gitano está listo. Cortamos un centímetro aproximadamente de ambos extremos y lo decoramos como más nos guste, como por ejemplo con azúcar glas, virutas de chocolate y granos de café. Servimos entero o cortado en rodajas.

El brazo de gitano de tiramisù es un postre que gusta hasta a los menos dulceros ya que la cantidad de azúcar utilizada no es muy alta y el sabor del café y del cacao es bastante pronunciado. Quizá pueda parecer un poco laborioso, pero en realidad es un dulce que se prepara en un par de horas. El tiempo de reposo es de unas dos horas en el frigo, pero lo ideal es prepararlo el día de antes y dejar que repose durante toda una noche.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...