miércoles, 23 de marzo de 2016

Una flor muy bella y llena de pasión.


La pasiflora, también conocida por la flor de la pasión. Este nombre fue concedido por la semenjanza del dibujo interior de la corola con la corona de espinas de Jesucristo. También la cantidad de estambres recuerda el número de heridas (5) en el cuerpo de Jesús, los 3 estilos a los tres clavos con los que fue clavado en la cruz y los pétalos representan a los apóstoles.

Nombre científico o latino: Passiflora caerulea
- Nombre común o vulgar: Pasionaria, Flor de la pasión, Pasionaria azul.
- Familia: Passifloraceae (Pasifloráceas).
- Origen: Brasil y Perú.
- Arbuto sarmentoso trepador.


  •  Trepa por medio de unos zarcillos simples, que nacen de las hojas, y que puede llegar a formar masas enmarañadas.
  •  Crecimiento muy rápido.
  • Hojas alternas, persistentes, pecioladas, con el limbo profundamente dividido en cinco lóbulos oblongos y casi enteros.
  •  Flores del azul celeste al púrpura claro.
  • Floración: de verano a otoño.
  • Las flores suelen ser aromáticas y producen unos frutos en forma de huevo de color naranja, en la variedad edulis es comestible (fruto de la pasión) y


- Los frutos de esta planta no son del que se extrae la bebida refrescante "maracuyá" (éstos los produce Passiflora edulis); son frutos comestibles pero insípidos.
- Usos: para cubrir verjas, pérgolas, barandillas y arcos, o trepando junto a los muros. Necesita un soporte, al que se sujeta mediante zarcillos.
- Sujete las ramas a la pared, después ella sola irá escalando.
- Luz: situación muy luminosa o en un muro o valla a pleno sol.
- Temperaturas: es la más rústica de las Pasionarias, pudiendo vivir incluso en el Norte en lugares resguardados

También puede cultivarla en maceta en el interior en un lugar muy luminoso, pero en invierno colóquela en un lugar fresco, no le conviene la calefacción.


  •  Suelo: prefiere suelos fértiles, húmedos, abonados moderadamente para no favorecer el desarrollo excesivo de las hojas.
  •  Riego frecuente y abundante durante las épocas de crecimiento y floración; menos intenso en invierno.
  •  No regarlas en días muy fríos o con heladas.
  • Si la abona en exceso, favorecerá el desarrollo de las hojas pero en cambio, dará pocas flores.
  •  Poda: después de la floración, cortar hasta 2 ó 3 yemas los tallos que hayan dado flor.
  •  Sustituir los especímenes viejos en lugar de renovarlos mediante podas fuertes. Las podas drásticas producen demasiado crecimiento vegetativo y reducen la floración durante 1 ó 2 años.
  •  Plagas: Cochinillas, Pulgones, Ácaros.
  •  Si las hojas amarillean, puede deberse a la falta de nutrientes o encharcamiento de las raíces.
  •  Multiplicación mediante esquejes con tres hojas en primavera, en arena y turba bajo plástico a 18-22º C.


También puede hacerse mediante semillas a principios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...