jueves, 25 de febrero de 2016

Un regate para echarse a llorar.

Hay regates que te sorprenden por inesperados, otros, te hacen reír por su originalidad, también los hay que te asombran por considerarlos imposibles, pero lo que nunca debe hacer un regate es hacerte llorar porque te supere, es parte del juego. Debemos jugar para divertirnos y para sentirnos bien.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...