viernes, 2 de octubre de 2015

Frutas secas como golosinas o aperitivos.

Además de ser un opción a la hora de consumir fruta, la deshidratación de alimentos permite conservar los frutos durante largo periodo de tiempo. Es un método sencillo y natural, de hecho es de los más antiguos utilizados por el hombre. Después de la fruta fresca, la seca, es la que mejor conserva la mayor parte de los nutrientes.

Aprende a hacer una fruta deshidratada en casa de forma casera y natural... Las frutas son un alimento indispensable en nuestra dieta cotidiana. Aportan una gran cantidad de vitaminas, minerales y fibras, además de ser deliciosas. Una excelente manera de consumirlas es de forma deshidratada.

Son un excelente bocadillo entre comidas, ayudan a combatir la ansiedad y los antojos de algo dulce. Resultan muy prácticas y es una buena forma de consumir fruta de estación, todo el año. También es una excelente golosina para los niños o un aperitivo para las tardes.

Si deseas conservar tus frutas y evitar que se marchiten, puedes realizar un fácil proceso de deshidratación. Al quitarles el contenido de agua, evitas que sigan madurando.

¿Como se hace?

Para comenzar, vamos a utilizar el horno convencional de cocina. Otra opción más natural es dejar la fruta al sol por varios días, cubierta por una tela para que los insectos no se acerquen a ella. Sin embargo, si consumes una gran cantidad o quieres hacer para comercializar, existen deshidratadores eléctricos que pueden llegar a ser una gran inversión.
Selecciona la fruta que vas a deshidratar. Lava muy bien la fruta que quieras consumir con cáscara como peras, melocotones, albaricoques, fresas, etc. Pela aquella que necesita más procesos como la piña, el kiwi, mangos, manzanas, etc.
Córtalas en rodajas de 2 a 3 mm cada una.
Reparte las rodajas en una fuente para horno o rejilla para horno.
Llévalas al horno a una temperatura de 60º C. Para que la humedad pueda escapar, deja la puerta del horno 5 cm entreabierta. Si tu horno tiene ventilador, enciéndelo para que te ayude con este proceso y no hará falta abrir la puerta.
En 1 hora u hora y media, las frutas estarán listas.



¡CONSEJOS!:

Si quieres realizar aperitivos de sabores, te recomendamos agregar algunas especias a las rodajas de frutas. Antes de colocar en el horno, coloca las rodajas en un bol, agrega las especias y mézclalas un poco para que quede distribuido de forma pareja.
Luego, lleva al horno. Puedes preparar manzanas con canela, calabacín con pimentón, mango con picante, papas con paprika… ¡y todo lo que tu imaginación pueda crear!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...