jueves, 6 de agosto de 2015

Las hormigas, seres fascinantes.

A las hormigas no les gusta el frío, por eso con la llegada del buen tiempo es cuando empezamos a ver desfilar los numerosos ejércitos de estos insectos en busca de alimentos para reponer sus alacenas.

Foto: consumer.es
Son capaces de transportar sobre su cabeza objetos de hasta 20 veces su peso. Imaginaros una persona de 80 kg que pudiera levantar hasta 1600 kg. Vaya, parece que no somos tan fuertes como pensamos.

Las hormigas usan su diminuto tamaño en su beneficio, en relación con su dimensión, sus músculos son más gruesos que los de los animales más grandes o incluso los seres humanos. Esto les permite producir más fuerza y llevar objetos más grandes. Si tuviéramos músculos proporcionales a los de las hormigas, ¡seríamos capaces de levantar un auto sobre nuestras cabezas!

 Algunas especies las plantas a cambio de comida y refugio.
Las mirmecófitas son plantas con huecos naturales donde las hormigas pueden tomar refugio y alimentarse.
Éstas habitan los huecos de la planta, se alimentan de las azucaradas secreciones vegetales o del excremento de los  insectos chupadores de savia.

Lo que consiguen las plantas por proporcionar este tipo de alojamiento de lujo, es que el himenóptero defienda a la planta de los mamíferos herbívoros e insectos, incluso llegan a podar las hojas de los  parásitos que intentan crecer en la planta anfitriona.


Foto: dogguie.net
Su biomasa total en la Tierra es aproximadamente igual a la del ser humano
¿Cómo puede ser esto? Las hormigas son tan pequeñas y tan grandes al mismo tiempo. Los científicos estiman que hay al menos 1,5 millones de hormigas en el planeta por cada ser humano. Se conocen más de 12,000 especies de hormigas, habitan en todos los continentes excepto en la Antártida. La mayoría de estas especies habitan regiones tropicales.

Vivieron junto a los dinosaurios.
Las hormigas evolucionaron hace unos 130 millones de años durante el período Cretácico. La evidencia fósil de los insectos, se encuentra en trozos de ámbar antiguo, o resina vegetal fosilizada. El fósil más antiguo fue de una especie de hormigas primitivas y ahora extinta llamada  Sphercomyrma freyi, en Cliffwood Beach, Nueva Jersey. El fósil data de hace 92 millones años, lo que lleva a una estimación entre los científicos de que, la aparición de hormigas en la Tierra fue de hace aproximadamente 130 millones de años.

Empezaron la agricultura mucho antes que los humanos
Hablamos de la agricultura en hongos, comenzó hace 50 millones de años, antes de que los humanos pensaran en crear sus propios cultivos.

La evidencia más temprana afirma que las hormigas comenzaron a cultivar hace 70 millones de años, en el período Terciario. Aún más sorprendente, estas hormigas utilizan técnicas hortícolas sofisticadas para mejorar el rendimiento  del  cultivo. Al parecer las hormigas segregan sustancias químicas con propiedades antibióticas  que inhiben el crecimiento del moho, y fueron ellas quienes  diseñaron protocolos de fertilización utilizando estiércol.

Visto en: google+     Fuente: Muy interesante Mexico
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...