sábado, 17 de enero de 2015

Frutos secos, una buena opción.

Todos conocemos las almendras, nueces, cacahuetes, avellanas, por ejemplo. Todos estos frutos son semillas cubiertas y protegidas por una cáscara, en algunos frutos más dura que en otros. Se conocen como frutos secos porque contienen menos de 50% de agua, aunque da la impresión que practicamente no albergan nada de agua en comparación con otras frutas.

También se conocen como frutos secos aquellos que son sometidos a un proceso de deshidratación (frutas desecadas) como los higos secos, las ciruelas pasas y los dátiles.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...