lunes, 5 de agosto de 2013

Como afrontar una entrevista de trabajo.

Cuando estamos sin empleo, o buscamos un trabajo mejor, nos tenemos que enfrentar a las entrevistas de trabajo echas por el personal especializado de la empresa, a no ser, claro está que entres a "dedo", es decir que no tengas que pasar ningún tipo de filtro para empezar a trabajar. Si no cumples los requisitos para entrar directamente, entonces, tienes que entrevistarte y responder a "todo tipo de preguntas", sí, a todo tipo de preguntas. No solo a las que tú pienses que están relacionadas con el tipo de empleo que vayas a ejercer, también pueden preguntar cualquier cosa para comprobar tu reacción, espontaneidad e improvisación.


A pesar de que casi todos los procesos de selección se rigen por un mismo patrón, vimos hace poco que en algunos casos, pueden llegar a hacerte preguntas realmente extrañas en las entrevistas de trabajo.

Más o menos todos sabemos contestar a preguntas del tipo: “¿Cuál es tu mayor logro?” o “¿Cuál es tu mayor debilidad?, pero qué hay de preguntas tipo: ¿Cuántas vacas hay en Canadá? o si voy a tu casa para cenar, ¿qué me preparas? o ¿Cómo pesarías a un elefante sin usar una báscula?


Puede que te parezca que estas preguntas no tengan relación alguna con el puesto para el que estás optando, pero no es así, ya que pueden  revelar mucho sobre la capacidad, creatividad, habilidades y personalidad de un candidato, así que lo mejor es estar preparado para ellas.
¿Cómo se puede reaccionar ante este tipo de preguntas y no quedarte en blanco? La clave está en tomarte unos segundos para pensar en la pregunta y pensar en por qué nos estarán preguntando esto. Lo importante no es la solución, si no dar una justificación razonada a la pregunta.
Por ejemplo:
¿Cómo meterías a una jirafa en una nevera?
Una posible respuesta sería: “Para poder contestar, ¿me puede dar más detalles?: ¿cómo es de grande la jirafa? ¿y la nevera? ¿Estamos en un país en el que es legal matar a una jirafa? Lo pregunto porque tal vez la jirafa tenga que morir para entrar en la nevera. Además, tal vez tenga que sacar las cosas que hay en la nevera para poder meter la jirafa ¿de qué herramientas dispongo para hacer todo esto?”. Demostrar que necesitas los hechos y realidades antes de llegar a cualquier conclusión puede ser ventajoso.
¿De cuántas maneras se puede encontrar una aguja en un pajar?
A esta pregunta tuvo que contestar un aspirante al cargo de jefe de programadores de lenguaje Java para un banco internacional para poner a prueba su habilidad para resolver problemas creatívamente.

Respuesta: “Podemos encontrar lo que podemos ver. En este caso, ¿qué tal si iluminamos el pajar de un color que haga que la aguja sea más visible? Diferenciar entre el plateado y el dorado de la paja es difícil pero si pudiéramos hacer que la paja se vea verde, azul o púrpura, el plateado de la aguja sería más obvio. Lo importante es encontrar una alternativa distinta para poder encontrar una solución”.
Si fueras un programa de Microsoft Office, ¿qué serías?
Aunque está basado en una herramienta de oficina común, esta pregunta puede reflejar mucho sobre ti y tu personalidad y cómo te gusta trabajar. Así, Acces podría sugerir una meticulosa organización, Outlook que usted eres un gran comunicador y disfrutas de la interacción con colegas y clientes, y PowerPoint puede inferir que entiende el mundo a través del impacto visual y de hacer declaraciones audaces y así sucesivamente.
¿Preferirías pelear contra un pato del tamaño de un caballo o contra 100 caballos del tamaño de patos?

Esta pregunta se la hicieron a un candidato para ser mercader de carga seca a granel en una compañía minera en Londres. ¿El motivo? Poner a prueba su razonamiento deductivo.
Una posible respuesta podría ser:  ”Me imagino que ambos podrían matarme pero en primer lugar consideraría cuán agresivo puede ser cada animal. Los caballos pueden patear y morder y, aunque serían pequeños, si me persiguieran tantos, no tendría escape”.
Si ganaras un millón de dólares, ¿qué harías con el dinero?
Esta pregunta se la hicieron al candidato de una firma de contabilidad para probar tanto su sentido práctico como sus habilidades para planear a largo plazo.
Respuesta: “Mientras que definitivamente sería emocionante ganar un millón de dólares, me gustaría considerar todas mis opciones y saber cuál sería la carga impositiva sobre esa cantidad antes de pensar en cómo distribuir los fondos. Algunas de las opciones que consideraría serían cómo invertir el dinero, cuánto podría donar a instituciones benéficas y cómo podría usar una parte para celebrarlo. Pero no se preocupen: en todo caso vendría a trabajar el lunes”.
¿Cómo le explicarías Facebook a tu abuela?
Esta pregunta se la hicieron a un aspirante a ejecutivo de ventas en una compañía de software para ver si el candidato podía explicar una idea de forma comprensible y relevante.
Respuesta: “Primero, es importante que les diga que conozco bien a la audiencia en este caso. Mi abuela usa Internet y sabe que son los sitios web pero no entiende nada de redes sociales. Así que le diría: ‘Abuela, yo sé que te fascina mantenerte en contacto con tus amigos y familia, y sé que te gusta usar Internet para encontrar información nueva… Hay una web que se llama Facebook que te permite encontrar y mantenerte en contacto con tus amigos y familia a través de Internet. Además puedes seguir a compañías y organizaciones que te gusten, para enterarte de novedades y productos nuevos. ¿Tienes tiempo para que te enseñe?
¿Te han hecho preguntas de este tipo? ¿Qué respuestas has dado?

De todas formas para que puedas hacer una idea sobre las preguntas que suelen hacer en una entrevista de trabajo, a continuación puedes ver un listado de preguntas  muy frecuentes realizadas durante la entrevista:

Las 55 preguntas más frecuentes de una entrevista

1. • Hábleme de sí mismo. 
2. • Describa una situación de su vida en la que resolviera un problema con éxito. 
3. • ¿Qué gana la empresa si le contrata a usted en lugar de a otro candidato? 
4. • Si usted fuera el entrevistador y yo el aspirante, ¿qué cualidades querría que tuviera? 
5. • ¿Se considera más como un líder o como un seguidor? 
6. • ¿Cuál es la decisión más importante que ha tomado en su vida? 
7. • ¿Qué puesto le gustaría ocupar dentro de cinco años?¿Y dentro de diez? 
8. • ¿Cuáles su salario para este puesto? (Ojo con esta pregunta, no conviene pasarse, ni menospreciarse). 
9. • ¿Qué le interesa en su tiempo libre? 
10. • ¿Forma parte de alguna entidad o asociación? ¿Por qué te uniste a ella? ¿Ocupas algún cargo en alguna? 
11. • ¿Cómo se describiría a sí mismo?
12. ¿Cuáles son sus deficiencias o puntos débiles?
13. • ¿Acaba lo que empieza si surgen dificultades?
14. ¿En qué ámbitos quisiera usted desarrollarse?
15. • ¿Qué rasgos o cualidades admira en su superior inmediato? (Prudencia con esta pregunta)
16. ¿Qué ha contribuido más a su éxito profesional hasta ahora?
17. ¿Qué situaciones le ponen nervioso o alterado?
18. ¿Se considera usted muy optimista o más bien pesimista? 
19. ¿Prefiere tener pocas pero buenas amistades o establecer fácilmente muchas relaciones aunque sean un poco superficiales?
20. ¿Confían fácilmente las personas en usted? ¿Por qué?
21. En las reuniones sociales, ¿prefiere dirigir la conversación o limitarse a escuchar?
22. ¿Prefiere improvisar o ser metódico? 
23. ¿Qué le preocupa actualmente? 
24. Si un profesor, amigo o pareja tuviera que decir cómo es usted, ¿qué cree que me contestaría?
25. ¿Cuáles son sus metas a la larga?
26. ¿Tiene hijos? O ¿Piensa tenerlos?
27. • ¿Aceptaría residir en una ciudad distinta a la de trabajo de su pareja?
28. • ¿Por qué desea precisamente este puesto?
29. • ¿Cómo consiguió su primer empleo?
30. • ¿Le gustan sus responsabilidades y deberes actuales?
31. • ¿Con qué cosas disfrutaba usted en su anterior empleo?
32. • ¿Que le agradaba menos de sus anterior ocupación? 
33. • ¿Cuáles considera que fueron sus principales logros en su anterior empresa?
34. • ¿Cuáles fueron los reveses que sufrió en su anterior empleo o qué cosas no salieron tan bien como esperaba?
35. • ¿Cuáles fueron sus razones para dejar su anterior empresa?
36. • ¿Cómo describiría a su anterior jefe?
37. • ¿Qué opinión tiene de usted su anterior jefe? 
38. • ¿Con qué tipo de jefes prefiere trabajar?
39. • ¿Le agrada que le supervisen?
40. • ¿Cómo resolvió los problemas que le surgieron en su empleo anterior?
41. • ¿Congeniaba con sus anteriores compañeros? ¿Tuvo alguna vez conflictos?
42. • ¿Cuánto tiempo ha estado buscando un nuevo empleo?
43. • ¿Qué tipo de trabajo busca?
44. • ¿Qué ventajas tendría para usted el entrar en nuestra compañía? 
45. • ¿Cómo concibe las relaciones con un subordinado? 
46. • ¿Cómo impone sus ideas o su voluntad?
47. • ¿Qué fallos cometió en anteriores empleos de los que aprendiera y mejorara?
48. • ¿Prefiere trabajar solo o en equipo? 
49. • ¿Prefiere una labor de estudio, de ejecución o de dirección? 
50. • ¿Qué cree que es lo principal para la buena marcha de una empresa? 
51. • ¿Qué profesiones son las que le gustaría hacer y por qué? 
52. • ¿Se conformaría con estar en este puesto durante toda su vida? 
53. • ¿Por qué cree que deberíamos contratarle? 
54. • ¿Qué características de su personalidad y experiencia piensa que resultarían provechosos para nuestra empresa?
55. • ¿Qué impresión cree que he sacado de usted en esta entrevista?

Además aquí puedes ver algunos consejos sobre como afrontar y preparar una entrevista laboral:

Antes de la Entrevista
  • Conoce todo lo que puedas de la empresa
  • Estudia tus aptitudes, tu experiencia y tu educación
  • Lleva el currículum y conócelo perfectamente, ya que se basarán en él
  • Hazte una relación de tus puntos débiles y prepara argumentos para defenderlos
  • Si te citan por escrito, lo correcto es que llames para confirmar tu asistencia
  • No acudas con gafas oscuras
  • Comprueba tu apariencia (evita ropa llamativa; bien vestido/a, limpio/a y afeitado)
  • Ve solo/a
  • Llega pronto (5 minutos antes)
  • Prepara la entrevista, el seleccionador va a hacerlo también
Durante la Entrevista
Crea una buena impresión. Las primeras impresiones son de gran importancia. Muchos empresarios consideran que tras haber visto entrar por la puerta a un candidato, observar la forma de dar la mano y sentarse, son capaces de decidir sobre su valía
  • Saluda al entrevistador con una fórmula convencional: Buenas tardes Sr. Ruiz
  • Siéntate derecho/a, ni al borde de la silla (inseguridad), ni repantingado/a (falta de respeto)
  • No seas el/la primero/a en extender la mano
  • Saluda con un apretón de manos y sonríe, mirándole a los ojos
  • No te sientes hasta que te lo digan
  • No tutees si no te lo indican
  • Estáte atento/a y simpático/a
  • Evita ponerte nervioso/a y los gestos que lo indiquen como morderte las uñas, golpear con el boli en la mesa, agitarte en el asiento...
  • No fumes
  • No interrumpas
  • Mira al entrevistador a los ojos, pero sin intimidar
  • Deja que él tome la iniciativa
  • No hables demasiado, ni demasiado poco
  • Cuida tu lenguaje
  • No peques de agresivo/a ni de sensiblón/a
  • No te aproximes mucho a él
  • No pongas los codos encima de la mesa del entrevistador
  • No cruces los brazos, puede parecer que estás a la defensiva
  • Si te ofrecen una bebida puedes aceptar pero, que no sea alcohólica
Piensa antes de contestar
  • Responde clara y brevemente
  • Di siempre la verdad
  • Si te preguntan sobre ti mismo/a, enfatiza tu formación, experiencia y resultado de tus trabajos
  • No uses palabras rebuscadas
  • No respondas con evasivas o dudas, ni con monosílabos
  • No esperes demasiado tiempo para responder, podría parecer síntoma de distracción
  • No utilices expresiones tajantes "siempre, nunca", ni utilices latiguillos "osea", "este", "bueno"...
  • Muestra entusiasmo por el trabajo, pero no lo supliques
  • No hables mal de las empresas en las que has trabajado
  • No te niegues a responder preguntas
  • Si te hacen preguntas de tipo cómo: si va de viaje con su novio/a ¿ qué piden una o dos habitaciones?; responde que en tu opinión ese asunto es irrelevante para deducir tu idoneidad para el puesto al que optas. Dilo con seriedad pero no con agresividad. Estas preguntas valoran tu control emocional
Piensa positivamente
  • No pidas el puesto como si fuera una limosna
  • No digas que necesitas terriblemente el trabajo
  • No critiques a pasados empresarios
    Ejemplo: No digas, "acabo de terminar mis estudios y no tengo experiencia profesional" enfocado de otra manera la respuesta correcta sería "estoy disponible para trabajar y dispuesto/a a poner en práctica todos los conocimientos que he adquirido en mis estudios
Haz preguntas
  • Sobre las posibilidades de promoción, la empresa o el puesto de trabajo
Expresa tu agradecimiento


FUENTES: http://www.gipe.ua.es
                   http://www.verasoul.com 
                   http://www.euribor.com.es
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...