lunes, 13 de mayo de 2013

Biblioteca portátil

El saber no ocupa lugar. No ocupa lugar cuando está dentro de nuestros cerebros, mientras tanto hay que transportarlo allá donde queramos llevarlo. Esta es una buena iniciativa para sitios desfavorecidos y donde la cultura no está lo presente que debería.
La biblioteca rural ambulante ya funciona desde hace más de diez años gracias al profesor Soriano, que se encarga de llevar libros a los municipios más apartados de la zona central del Departamento del Magdalena (Colombia)  con el objetivo de estimular la lectura, aportar conocimientos y dotar de material didáctico a los niños, profesores y personas en general.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...