martes, 30 de diciembre de 2014

Maceta de cemento adornada con piedras.

Hola a todos, en este artículo vamos a mostrar como hicimos un molde de cemento decorado con piedras de río o cantos rodados. Una maceta muy resistente aunque no muy ligera a la hora de transportar...

Materiales empleados:
- 3 Partes de gravilla
- 1 parte de cemento
- 1/2 parte de arena
- Agua
- Piedras de río
- Cemento cola
- Alambre
- Cinta adhesiva
- Moldes o cubos.

La grava utilizada es una gravilla seca muy fina, por eso añadimos un poco de arena para que tenga más cuerpo la mezcla.
Se trata de realizar una mezcla de las que se utilizan en la construcción. En un capazo grande o una pastera pequeña vertemos todos los materiales, los mezclamos en seco y luego vamos añadiendo agua y mezclando hasta obtener una mezcla homogénea.
Para tener una idea de la cantidad de grava y cemento que íbamos a necesitar hemos hecho una prueba en seco, es decir, hemos colocado los moldes como si estuvieran listos para recibir la masa de cemento y los hemos llenado con grava seca. esa medida de la grava más el cemento más el poquito de arena debería ser suficiente, pero como si no sobra no hay bastante se le puede añadir un poco más de cemento y grava, por si acaso.

Para los moldes hay que disponer de uno grande y uno más pequeño para meterlo dentro del otro y forme la maceta. El cubo grande lo vamos a cortar por lo que se aconseja utilizar uno que tengamos en estima.


También necesitaremos unos tacos de goma, por ejemplo, de entre 3 y 4 centímetro de altura y 1 cm de diámetro aproximadamente. Estos tacos nos ayudarán con el drenaje y el grosor de la base.

Paso 1
Cortamos el cubo grande de arriba a abajo, un corte vertical que nos servirá para desmoldar mejor.
Colocamos ene el interior los tres o cuatro tacos de goma cortados del mismo tamaño y altura. Encima de ellos colocamos el molde más pequeño. Entre los dos moldes queda un hueco según hayamos cortado los tacos, esto determina el grosor de la base de la maceta. Al ser los tacos huecos, una vez retiremos los envases quedarán unos orificios en la base que servirán de drenaje al exceso de agua que presente la maceta.

Paso 2
Realizamos la mezcla de la masa. No debe estar demasiado dura pero tampoco muy aguada. En el término medio se encuentra la virtud.
Colocar peso en el interior del molde.
Vamos vertiendo, poco a poco, la masa en la base. Para ello podemos retirar de forma provisional, el molde interior para ver como va quedando, cuando la masa cubra la base sin sobrepasar la altura de los tacos, para que no se llenen de masa, volvemos a colocar el molde interior.

Paso 3
Colocamos el molde bien centrado para que quede la misma anchura por toda la maceta. En el interior del molde colocamos todo el peso que podamos, es decir, piedras, arena o lo que tengamos a mano, con el fin de que no se desplace mientras vertemos el hormigón o no suba para arriba debido a la presión que pueda ejercer la masa.  Colocamos cinta adhesiva por el interior y el exterior del corte practicado a el envase grande, además, con alambre le damos una para de vueltas para asegurarnos de que no se abra cuando echemos la masa. Si tenemos dudas, cuando hayamos vertido la masa podemos asegurar el molde con otro alambre y apretarlo bien fuerte. Una vez lleno dejar reposar al menos 24 horas.

Paso 4
Lega la hora de retirar el molde, para ello soltamos los alambres que rodean el molde y simplemente con unos golpes y colocándolo bocabajo debe de salir. En nuestro caso el molde interior estaba bastante reseco y estropeado y lo hemos tenido que romper para retirarlo.


Tapar con cinta adhesiva y asegurar con alambres.
 Paso 5
Una vez retirado los moldes deben quedar al descubierto los agujeros que servirán de drenaje, en nuestro caso no fue así, estaban tapados por lo que tuvimos que echar mano de una broca para hacer los agujeros.

Maceta de cemento


 Paso 6
El siguiente paso es decorarla al gusto, pintada de los colores que queramos o con algún otro tipo de adorno. En nuestro caso vamos a hacerlo con piedras de río de diversos tamaños y tonalidades pero sin ser demasiado grandes ya que la maceta es redonda y si son demasiado largar no quedaría bien.
Para ello hacemos una masa de cemento cola. Este producto es con el que se suelen pegar los azulejos en la pared y también en el suelo. Es resistente al exterior y hay de diferentes calidades y colores.
Nosotros queríamos usar un cemento cola gris para que destacaran las piedras blancas. El que teníamos que sobró de otra ocasión era blanco, así que le añadimos un poco de cemento gris a la mezcla y listo.


Una vez este lista la mezcla nos ayudamos de una herramienta apropiada para la tarea y vamos aplicando el material sobre la maceta. Previamente hemos humedecido la zona para que el cemento-cola no se deshidrate demasiado rápido y pierda adherencia.
No conviene aplicar la masa por toda la maceta, es mejor ir poco a poco, por trozos, e ir colocando las piedras una vez tengamos extendida la masa por la zona en concreto.


Paso 7
Una vez tengamos colocadas todas las piedrecillas volvemos a aplicar masa por todos los huecos y juntas que queden entre ellas, para que queden lo más sujetas posibles.

Paso 8
Después de rejuntar todas las piedras, sin esperar a que frague, vamos retirando el material sobrante, descubriendo y limpiando las piedras ayudados de una esponja y agua limpia. Tratando de dejar visto todo el contorno de cada piedra.
Conviene ir cambiando el agua de vez en cuando para facilitar la limpieza.


Paso 9
Ahora solo falta colocar un buen sustrato y plantar la planta que queramos.
Como podéis ver, yo, ese paso todavía no lo he dado, pero todo se andará...Saludos.


Os dejo el video para poder ver los pasos a seguir en este formato...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...