sábado, 14 de diciembre de 2013

Enfrentarse al león.

No te dejes impresionar por unos enormes colmillos y un feroz rugido, probablemente tienes otras armas con las que contrarrestar y poner al depredador en su sitio. Confía en ti.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...